Cinco movimientos para un silencio: Allegro

N. Lygeros

Traducción al español de Eduardo Lucena González y Olga Raptopoulou




La escena está vacía, sin objeto alguno. Es difícil definir su naturaleza. Representa el símbolo musical. Un personaje entra inesperadamente en la escena. Lleva un periódico en una mano y una silla en la otra. Arrastra la silla apresuradamente.

Lucas

No pensé que esto fuera posible… Silencio.

Se sienta en la silla y mira el periódico asombrado.
Otro personaje llega arrastrando también una silla. Se sienta mirando hacia la dirección opuesta. Ahora están espalda con espalda.


Marcos

Al contrario, creo que todo es posible…

Lucas se vuelve hacia Marcos.

Lucas

¿Has leído el periódico?

Marcos

¡No!

Lucas

Entonces, ¿cómo puedes saber de qué hablo?

Marcos

No lo sé.

Lucas

¡Eres insoportable!

Marcos

¡Es un poco exagerado!

Lucas

El asunto es serio.

Marcos

Estoy de acuerdo… Tiempo. Sin embargo, ¿cambia eso algo?

Lucas

¡Precisamente ahí radica todo el problema!

Marcos

¿Cuál es el tema de nuestra conversación de hoy?

Lucas

¡Un crimen que pudo no haber existido!

Marcos

¡Qué tema!

Lucas

Pues sale en primera página… Muestra el periódico.

Marcos

Eso no demuestra nada... ¿De qué se trata?

Lucas

De genocidio… Silencio.

Marcos se gira bruscamente.

Marcos

Pensé que estabas bromeando.


Lucas

Todo el mundo piensa que es una broma.

Marcos

¿Hablas en serio?

Lucas

Sí. Silencio.

Le muestra el periódico. Marcos lee el artículo. Su rostro es triste.

Marcos

No tienen conciencia. Tiempo. ¿Cómo pueden burlarse de un tema así?

Lucas

Porque hoy en día todo se percibe como broma.

Marcos

Pero este no es sólo un crimen de guerra, es un crimen contra la Humanidad.

Lucas

¿Y cuál es la diferencia para ellos? Son sólo palabras.

Marcos

Sí, ¡pero estas palabras hieren a la memoria!

Lucas

Las personas que sobrevivieron al genocidio van muriendo, y con ellas la memoria.

Marcos

¡Tenemos, entonces, que actuar!

Lucas

Pero, ¿cómo?

Marcos

Somos nosotros los que tenemos que recordarlos.

Lucas

¡Eso no será suficiente!

Marcos

Entonces, debemos no olvidar. Silencio.

Lucas

Sí, eso es… Tiempo. Sólo la memoria puede vencer a la muerte.

Marcos

Por eso tratan de asesinar nuestra memoria.

Lucas

¡Pero si no somos ni armenios, ni chipriotas, ni griegos, ni judíos, ni…!

Marcos

¡Eso no es motivo! ¡Al contrario!

Lucas

¿Al contrario?

Marcos

Ya que la memoria no ha marcado nuestro cuerpo, tiene que marcar nuestra mente.

Lucas

¿Te das cuenta del esfuerzo que eso representa?

Marcos

El deber no es esfuerzo. Tiempo. No estábamos allí a la hora de lo ocurrido, pero estaremos presentes de ahora en adelante.

Lucas

¡No somos responsables de las vidas del pasado, sino de la memoria del futuro! Silencio. Sólo que... ¿quién va a creernos?

Marcos

Las personas que saben sufrir.

Lucas

¡Pero son tan pocas!

Marcos

Son el principio de la resistencia.

Lucas

¿Quieres decir que los que resisten son siempre pocos?

Marcos

Sí, se vuelven muchos sólo cuando triunfan.

Lucas

¿Y si fracasan?

Marcos

Por lo general se olvidan de ellos.

Lucas

Necesitaremos a los demás.

Marcos

Siempre necesitamos a los demás.

Lucas

¿Vendrán?

Marcos

Siempre vienen.

Lucas

Pero esta vez es diferente.

Marcos

Entonces no volverán a marcharse.

Lucas

No puedo creer que traten de asesinar la memoria.

Marcos

¡Pues es cierto! Tiempo. Y si no resistimos, lo conseguirán.

Lucas

¿Qué podemos hacer? Tiempo. Somos solamente personas…

Marcos

Justamente por ser personas podemos resistir.

Lucas

¿Cuál será el precio?

Marcos

La memoria no tiene precio.

Lucas

Le tengo miedo a la muerte...

Marcos

Al olvido deberíamos tenerle miedo. La muerte es natural, ¡el olvido es inhumano!

Salen de la escena dejando las sillas.







free counters


Opus