Cinco movimientos para un silencio: Andante

N. Lygeros

Traducción al español de Eduardo Lucena González y Olga Raptopoulou




En la escena discernimos con dificultad las siluetas de dos personajes atados a unas sillas. Parecen rendidos. Sus cabezas, vueltas al frío suelo en un estado miserable. Silencio. De repente, les vierten agua helada. Levantan la cabeza bruscamente. Al mismo tiempo, una luz intensa cae sobre ellos.

Ana

¿Este es el final?

Juan

¡No, es el principio!

Ana

Pero, ¿nunca se acabará esto?

Juan

Nos quieren vivos… Tiempo.

Ana

¿Por qué?

Juan

Si morimos, los demás nos recordarán… Tiempo. ¡Quieren que olvidemos!

Ana

Pero, ¿cómo olvidar un genocidio?

Juan

Algunos lo han hecho ya y otros lo harán.

Ana

¡Es indignante!

Juan

La dignidad no les es necesaria para vivir.

Ana

¡Dios mío! Gira la cabeza.

Juan

Enderézate, nos están mirando.

Ana

Nuestros verdugos no me asustan, nuestros cuerpos son los que sí lo hacen.

Juan

¡Quieren sólo nuestra mente!

Ana

La aprobación del olvido… Silencio.

Juan

Mientras estemos aquí, los demás lucharán por nosotros.

Ana

¿No estamos solos, entonces?

Juan

Siempre estamos solos, pero también los demás comparten la misma soledad.

Ana

Los hombres con las alas rotas.

Juan

No están totalmente rotas… Tiempo.

Ana

Con que uno de nosotros permanezca vivo, el olvido no vencerá.

Juan

No, siempre que uno de nosotros no apruebe la muerte de la memoria.

Los envuelve la oscuridad.

Ana

¡Juan! ¡Juan!

Juan

Aquí estoy, a tu lado.

Ana

¿Nos van a golpear de nuevo?

Juan

Sí, pero resistiremos. Tiempo. Sobre todo, no abras la boca…

Se oyen golpes y ruidos sordos. A continuación comienza el segundo movimiento de la Séptima de Ludwig van Beethoven. Allegreto (Marcia Funebre).

Oscuridad total.

En el borde de la escena tres personajes hablan en voz baja.

Mateo

Dos de nosotros han sido detenidos… Silencio. Ana y Juan.

Marcos

Tenemos que hacer todo lo posible para que los dejen en libertad.

Lucas

¿Sabes dónde están retenidos?

Mateo

Todavía no…

Marcos

Tenemos que actuar con rapidez.

Lucas

Hacen todo lo que pueden… No seas duro con ellos…

Mateo

Mañana sabremos dónde están.

Marcos

Tenemos que encontrarlos vivos.

Lucas

Estarán vivos.

Marcos

¿Qué quieres decir?

Mateo

Lucas tiene razón, claro que estarán vivos.

Marcos

Entonces, no entiendo…

Lucas

La aprobación… Eso es lo que quieren.

Marcos

Pero, ¿aprobar qué? Tiempo. La verdad es conocida por todos.

Mateo

Conocida por todos pero olvidada por la mayoría.

Marcos

Lavado de cerebro…

Lucas

La muerte de la memoria es su único propósito.

Marcos

El genocidio no les bastó.

Mateo

¡No! Tiempo. Él debe olvidarse.

Lucas

Nadie de nosotros lo aceptará.

Mateo

Luego a nosotros también tiene que olvidársenos.

Marcos

Ese es, por tanto, su objetivo. Tiempo. Borrar todo rastro de memoria.

Mateo

Sólo así continuarán invadiendo…

Lucas

Como si la gente escuchara sólo a los verdugos.

Marcos

Así se atrapa a las víctimas. Tiempo. Tenemos que encontrarlos lo antes posible.

Mateo

Eso trataremos de hacer.

Lucas

Dales un poco de tiempo.

Marcos

¿De cuánto tiempo disponen Ana y Juan?

Mateo

Aguantarán el golpe.

Lucas

Sí, de eso estoy seguro.

Marcos

¿Cuántos sacrificios más se necesitarán para que viva la memoria de los pueblos?

Lucas

Siempre que haya regímenes militares, deberemos luchar.

Mateo

Lucharemos dentro de la indiferencia general…

Marcos

Y del aislamiento social.

Lucas

Es la única manera de hacernos seres humanos…

Marcos

La memoria es una parte de Humanidad en el ser humano.







free counters


Opus