26840 - Un violador torturador, el nuevo jefe de Polisario

N. Lygeros
Traducción al español de Olga Raptopoulou

  • Post Category:Articles

Ningún luchador de los Derechos Humanos puede olvidarse de los juicios contra al Brahim Ghali en la Audiencia Nacional que representa el tribunal español más alto. Fue acusado de torturas y violación, aunque nunca respondió a estas acusaciones, dado que ha huido a Argelia. Más en concreto, debe responder a una denuncia por violación y abuso sexual contra la joven Khadijatou Mahmoud Mohamed Zoubeir, pero también por torturas en contra de El Kabch Mohamed Nafee, El Kharchi Lahbib y Chouiaar Mohamed Mouloud. El abuso continuo tenía lugar en el contexto de una forma de esclavitud, ya que las prisioneras en los campos de Tinduf están tratadas de esta manera con el fin de aplastar cualquier deseo de liberalización y, también, servir como ejemplo y aterrorizar a los demás residentes de los campos. Polisario, eligiendo esta persona para encabezarlo, demuestra claramente su carácter dogmático, fanático y antidemocrático. Paralelamente, esto muestra la representatividad mínima de Polisario ante el pueblo de sahraoui. La elección de una línea dura, no pacífica e incluso beligerante, no puede ser una buena señal para las negociaciones en curso. A su vez, esto indica que no hay voluntad real para resolver el conflicto. Sin embargo, con las características de torturador y violador, de Brahim Ghali, no hay riesgo de influir las corrientes democráticas, por lo que es obvio que las debilidades de Polisario son cada vez más grandes y que la falta de recursos humanos lo obliga a tomar decisiones extremas que carecen de sentido, pero esto puede ser una indicación de una influencia nefasta, por lo que el problema perdura.